in Cigales

Traslanzas

Vino de pago

Traslanzas no se puede entender sin la tierra de la que nace, Cigales. El enorme potencial vitícola que tiene esta Denominación de Origen, unido a sus excelentes viñedos y variedades tintas, hizo pensar a este equipo de entusiastas del vino en la elaboración de un tinto caracterizado por su estructura, persistencia, elegancia y personalidad.

Traslanzas es el nombre de un pago situado en el término municipal de Mucientes (Valladolid). En él se cultiva un viñedo de Tempranillo plantado en 1945 por Aurelio Pinacho, abuelo de María Pinacho. Este viñedo se asienta sobre suelos de arcilla y caliza con abundante canto rodado, en una suave ladera orientada hacia el sureste, en una “barcada” situada entre dos cerros contiguos, a una altitud de algo menos de 800 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con un clima continental de influencia atlántica y  grandes oscilaciones de temperaturas. Los inviernos son fríos y relativamente secos, con una primavera y verano bastante calurosos. Durante el mes de septiembre, clave para la maduración de la uva, las lluvias son escasas y se producen cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche, lo cual lleva a una excelente maduración fenólica.

La antigüedad de este viñedo, cultivado en la forma de vaso tradicional, en un pago singular de Castilla, con una producción menor de un kilogramo de uva por cepa, unido a un proceso de elaboración respetuoso con la uva, logran este vino de caracteres sensoriales excepcionales.


La elaboración

Vendimiada de forma manual en cajas de pequeña capacidad se sigue un proceso de elaboración totalmente respetuoso con la fruta y con las menores intervenciones posibles. Después de la fermentación alcohólica con levaduras autóctonas y una maceración de tres semanas, el vino realiza la fermentación maloláctica, también de forma espontánea, en barricas nuevas y seminuevas de roble de “Allier” y “Pensilvania”.

Las barricas se situan en una antigua bodega subterránea donde el vino permanece entre 12 y 15 meses, según las añadas, con sus lías que se remueven periódicamente. Este vino no está sujeto a las normas clásicas de crianza, sino que es de “estilo libre”, con los tiempos de crianza en barrica y botella marcados por las condiciones de maduración de cada añada.

Importante destacar que el embotellado se realiza sin ningún tratamiento de clarificación o de estabilización, por lo que es posible que con el tiempo pueda aparecer un sedimento natural de materia colorante o de tartratos, todo un signo de autenticidad e integridad.


Fichas técnicas

Traslanzas   Descargar ficha técnica