in Francia, Vinos del mundo

Henri Boillot

La familia

La familia Boillot lleva cultivando desde hace 6 generaciones en la Cote d’Or algunos de los vinos de mayor prestigio de Borgoña. Actualmente, es el meticuloso y elegante Henri Boicot quien posee y dirige el Domaine fundado por su abuelo. La gran calidad de sus vinos, reconocida a nivel mundial por prestigiosos críticos de vinos, es testimonio de la labor que han llevado a cabo tanto en los viñedos como en bodega. Desde el año 2006, el hijo de Henri, Guillaume, se unió al proyecto demostrando la misma ética de trabajo, pasión y amor por los grandes vinos que su padre.

El Domaine abarca quince hectáreas de algunos de los mejores terruños de Borgoña en Puligny-Montrachet –incluyendo el famoso Premier Cru monopole Clos de la Mouchere– Meursault, Beaune, Pommard, Volnay, Grand Cru Batard-Montrachet y Clos Vougeot. Disponen de siete hectáreas de Chardonnay distribuidas en la A.O.C. Meursault, Corton-Charlemagne o Puligny-Montrachet, y obtienen unos vinos blancos excelentes en juventud y muy aptos para el envejecimiento.

Boillot es un fanático de la agricultura biodinámica, evita los insecticidas y herbicidas, prefiriendo técnicas de agricultura sostenible para preservar la integridad del suelo. Poda en la primavera para asegurar bajos rendimientos, el fruto de sus viñas se cosecha lo más tarde posible para garantizar la máxima madurez fenólica. Las uvas blancas se prensan suavemente para evitar la amargura, y el mosto se enfría rápidamente a 8 grados centígrados. La fermentación se realiza en barricas de 350 litros para conservar la frescura y mineralizad. Los vinos que elaboran destacan por su carácter intenso, estructurado, lineal y capaz de envejecer con la mayor elegancia.