in Rueda

Camino de Magarín

El entorno

Desde los altos páramos se divisa un paisaje ancho y luminoso, mientras que a lo lejos antiguos castillos motean el vasto horizonte. Un camino serpentea cerca de la orilla sur del río Duero. Lleva hasta uno de los parajes más bellos de la región, el viñedo Magarín, donde las cepas de verdejo arraigan en un suelo de grandes cantos rodados.

La finca de Villafranca de Duero está ubicada en el margen izquierdo del río Duero, en las primeras estribaciones del valle que generan sus meandros, entre las ciudades de Castronuño y Toro.

Es una zona de relieve que se caracteriza por suaves laderas que arrancan desde el río Duero y que se encuentra a una altura sobre el nivel del mar de unos 685m. En esta zona predominan los materiales continentales cuaternarios. Concretamente, la finca se asienta sobre conglomerados de matriz arcillosa del pleistoceno. Los suelos están marcados en su estructura por las gravas que acompañan a la arcilla.


El vino

Tras una cuidada selección en viña y en entrada de bodega. Se lleva a cabo una maceración de apenas 4 horas y posterior fermentación en depósitos de acero inoxidable y hormigón bajo control de temperatura a 14 ºC. Se cría con esmero durante 4 meses en sus propias lías, y una pequeña porción del vino se cría en barricas de roble francés.

De esta labor, se obtiene un vino de color dorado pálido y brillante. Deliciosamente floral y frutal, con notas de piña y confitura de limón. Sedoso, vinoso y con cuerpo.


Fichas técnicas

Verdeo   Descargar ficha técnica

Camino de magarín   Descargar ficha técnica