in Destilados

Padró & Co. Vermouth

El origen

Los orígenes de la tradición vinícola de Padró se remontan al año 1886 en Bràfim (Tarrragona), un núcleo agrícola de unos 400 habitantes en esa época. Las primeras transacciones eran de vinos y mistelas con bocoyes que cargaban en carros y que comercializó la primera generación del negocio; Daniel Padró Porta (1846-1890) y su esposa Rosa Valldosera. En aquella época regentaban un pequeño establecimiento de vinos con escasa maquinaria (una sola prensa) y una pequeña fábrica para la destilación de alcoholes para comercializar aguardientes y anisados.

La segunda generación Daniel (1875-1953) y Juan (1878-1966) Padró Valldosera, se incorporaron tempranamente al negocio al faltar su padre, y fueron los verdaderos emprendedores del desarrollo de la actividad industrial, trasladando la fábrica de alcoholes, ampliándola y construyendo el primer edificio de las instalaciones que hoy albergan, inaugurado  en 1916 y un segundo almacén contiguo finalizado en 1932. Los hijos de ambos, Daniel Padró Armengol (1914-2013) y Francisco Padró Busquets (1906-1993), tercera generación, decidieron cesar la producción de aguardientes para centrar el negocio en la comercialización y la elaboración de vinos y vinos de licor dulces y secos. La producción y comercialización de todos los vinos fue siempre a granel hasta 1960 cuando la cuarta generación, Francisco (1934), Daniel (1936-2008) y Jose María (1943) Padró Armengol inician el embotellado de algunos de los vinos elaborados, en botella de vidrio y cajas de madera para abastecer economatos de grandes empresas de la época.

La incorporación de la quinta generación mantiene la misma filosofia de comercialización a granel y embotellado de vinos de calidad, de mistelas y vermuts dotando a la empresa de la tecnología necesaria para la modernización de los procesos enológicos (filtración tangencial, estabilización tartárica en continuo…) y de nuevas instalaciones de embotellado, aumento de hectáreas de viñedos propios y nuevo almacén de recepción de vendimias. En la actualidad la bodega elabora y produce más de 15.000.000 litros con un amplio catálogo de productos a granel y embotellados, que comercializa en más de 40 países, gracias a su firme objetivo de adaptación a las tendencias de calidad y consumo de clientes de nuestro país y del mundo.


Elaboración

El enólogo de la casa, Mario García, combina las especias, botánicos y raíces con el vino base que producen en Padró i Família para obtener un vermut único y de calidad. En sus barricas de diferentes maderas, con más de 80 años de antigüedad, es donde envejece, adquiere el carácter y se conserva en las mejores condiciones hasta el momento del embotellado, que también se lleva a cabo en la bodega familiar.

Todo este esfuerzo colectivo les ha valido el reconocimiento en importantes concursos nacionales e internacionales como Vinari, Catavinum, International Wine Awards o San Francisco World Spirit Competiton. En concreto, los vermuts de Padró han obtenido un total de 28 medallas, de las cuales 10 fueron de oro. Unos premios que reafirman su apuesta por ser productores de un vermut exclusivo, moderno y atractivo.

El packaging evoca a las plantas y flores que intervienen en la elaboración del vermut, destacando por su atrevimiento visual; arabescos de colores que visten toda la botella con una etiqueta ovalada que recuerda a las antiguas botas de la bodega. 11 medallas de packaging certifican el éxito de unir tradición e innovación en un solo producto. En la actualidad, comercializan en más de 40 países gracias a su firme objetivo de adaptación a las tendencias de calidad y consumo de clientes de nuestro país y el mundo.