in Manchuela

Finca Sandoval

Manchuela

La Manchuela, casi olvidada hasta hace poco, es una comarca del sureste español que ofrece excelentes terruños de dominante caliza a gran altitud.

La finca vitivinícola está ubicada en Ledaña (Cuenca), en el corazón de la Manchuela central, fundada desde 0 por el periodista Víctor de la Serna, con la colaboración fundamental en viñedo y bodega del enólogo Rafael Orozco. Desde 1998 han ido adquiriendo por arriendo o contrato el control de parcelas viejas de las mejores castas tradicionales, como la bobal, monastrell, garnacha tinta, garnacha tintorera y moravia agria en varios puntos de la denominación, desde Landete (Cuenca) al norte hasta Pozo Lorente (Albacete) al sur. En total, 26 ha., a altitudes que van de 770 a más de 1.000 metros cultivadas en ecológico.

En la bodega de Ledaña elaboran de manera tradicional vinos tintos (seis secos, uno dulce) criados en roble: maceración inicial en frío, fermentación espontánea con las levaduras autóctonas, pequeños depósitos abiertos que permiten trabajar con bazuqueo y vinificar por separado cada parcela, prensado suave en prensa de husillo, levaduras autóctonas, maloláctica en barrica, crianza clásica con varios trasiegos, mínima adición de sulfuroso en el momento del embotellado, sin filtrar ni clarificar.


Reconocimiento internacional

Finca Sandoval es una de las 365 bodegas, solamente 23 de ellas en España, incluidas por los críticos franceses Michel Bettane y Thierry Desseauve en su libro “Les plus grands vins du monde”. Robert Parker ha dado a un vino de Finca Sandoval, el Cuvée TNS 2004, la calificación más alta concedida a un vino no fortificado de la mitad sur de España, 96 puntos. The Wine Advocate ha calificado por encima de los 90 puntos todos los vinos de Finca Sandoval desde la primera añada en 2001.

Asimismo, son miembros fundadores de la asociación Grandes Pagos de España.